martes, 22 de mayo de 2012

Here. There.. and everywhere

De repente estaba recorriendo el diminuto pasillo de los CDs , mirando detenidamente, solo conocía el High Voltage de AC/DC y una edición rara del mismo grupo. Volví a la ubicación principal, era un videoclub en realidad. Estaba con el amor de mi vida. No se quién.. ni siquiera llegué a verle con claridad el rostro, pero sé que era sumamente feliz con esa persona. Reunía todas las cualidades de las personas mas buenas y hermosas que conozco. Y ese videoclub era de sus padres, de hecho, él los estaba ayudando mientras yo me senté después de curiosear un poco por el lugar. Al finalizar el pasillo de los CDs había una puerta que separaba el videoclub de su casa, pero no la conocía. 
Al estar sentada, miraba como el padre apilaba, encintaba, acomodaba y movía de acá para allá unas cajas, mientras que él entraba al lugar con mas yo estaba en completo silencio, pero adentro mío había un caos de emociones y cosas raras.. surgió un pensamiento desde lo mas profundo y privado de mi inconsciente. "Si pasa por al lado mio y ni se percata de mi presencia, me voy a sentir muy desilusionada" Fue algo tonto. Pero el pensamiento ya estaba instalado en mi, y estaba esperando algo de él. Al pasar, pasó sus dedos por mi brazo, fue un roce al pasar ya que estaba algo ocupado, de todos modos hubiese preferido una caricia en la mejilla pero no importó, me sentí tan feliz con esa pequeña muestra de cariño aunque solo le devolví con una sonrisa inmensa y él con otra a mi. Mire para abajo me di cuenta que tenía un vestido y una de las tiras estaba muy desajustada, pensé a la vez que en vez de un cariño, fue un sutil aviso pero solo él y yo nos dimos cuenta así que lo acomodé inmediatamente sin problema alguno.
  Luego aparecimos en su casa, cruzamos la puerta y estaba allí, una casa realmente bonita! como era muy de noche e íbamos de salida, habían solo unas luces de lámparas muy tenues, parecía la casa de alguien que realmente conozco, pero no importó en el momento y luego apareció la madre, muy amable aunque solo fue un saludo, hasta que se dirigió al hijo:
-"Tenemos que llevar al perrito al veterinario, está muy mal.." ..Él asintió, aunque sin ganas, era tarde para andar ocupándose de esas cosas. Fuimos al auto estacionado en la vereda. Un barrio muy bonito. Mientras iba miraba mi silueta en mi sombra, se veía bien el vestido que tenía, me encantaba y de repente surgió otra idea.. "dónde me voy a sentar?" También fue muy estúpida. Pero solo estaba pendiente de eso, no es que fuera a molestarme donde, en realidad me daba lo mismo. Sino que según dónde se siente él, iba a significar algo. Si se sentaba adelante con la madre, iba a pensar que era un mimado. Si se sentaba atrás conmigo, iba a quedar mal, yo me iba a sentir incómoda, ya que esos lugares no eran las mejores para charlar, o lo que fuera y temía que la madre se molestara. Llegué meditando al auto, y él me abrió la puerta de adelante, yo subí con una gran sonrisa. Eso me demostraba a mi que yo era importante para él y no tenía miedo de que la madre supiera, sin embargo ella actuó indiferente a ello, y seguía con la misma amabilidad. Estaba tan contenta.. la noche era perfecta, y tenía hablándome casi al oído a la persona mas maravillosa que podría haber conocido. La felicidad y el amor ya no tenían lugar en mi cuerpo. Pero ese sentimiento solo se conoce en sueños.










No hay comentarios:

Publicar un comentario